La única solución a este problema es dividir lo imposible

A ninguno de vosotros, hijos míos, no os dejaré más herencia que mis 17 camellos. A ti, primogénito, te otorgaré la mitad de ellas. A ti, segundo hijo, un tercio y a ti, mi último vástago, un noveno de ellos.

Origen: La única solución a este problema es dividir lo imposible

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR